Baja Sajonia Niedersachen klar Logo

Música

Baja Sajonia es tierra de músicas con gran tradición y a la vez gran fuerza innovadora. Un vistazo a la historia de la música en este land permite distinguir a importantes figuras: Michael Prätorius (1571-1619, músico sacro, compositor y erudito) trabajó en Wolfenbüttel, el organista y compositor Johann Sebastian Bach llegó a Luneburgo en 1700 con 15 años para formarse durante tres años, Joseph Joachim (1831-1907, violinista y compositor) trabajó en Hannover, Arp Schnittger (1648-1719) fue uno de los mayores constructores de órganos del pasado.

En áreas como el rock, el pop y el jazz, Baja Sajonia tiene su propio carácter desde hace años. Pero también la industria de la música realiza su aportación a la vida musical de Baja Sajonia: nombres tan prestigiosos como los fabricantes de pianos Schimmel y Grotrian-Steinweg en Brunswick, la arraigada editorial y fabricante de flauta dulce Moeck en Celle, el prestigioso fabricante de micrófonos y auriculares Sennheiser, así como jóvenes estudios y sellos discográficos, forman parte de una rica y variada cultura musical.

Baja Sajonia ofrece además gran cantidad de festivales musicales de muy diversos estilos y formas de presentación en todas las partes del land – en los últimos años ha aumentado su número hasta superar los 100 festivales. En algunas áreas, Baja Sajonia posee una dilatada tradición en materia de festivales: el festival más antiguo del mundo de música barroca es el Festival Händel de Gotinga. El festival más antiguo de música de cámara –las "Jornadas Musicales de Verano"– se celebra todos los años en Hitzacker, en Brunswick existe desde hace unos 50 años el festival más antiguo de música moderna del siglo XX. Por otro lado, también han surgido en Baja Sajonia numerosos festivales musicales nuevos: las Jornadas de Música Antigua en Georgsmarienhütte, el Festival de Músicas del Mundo Masala en Hannover, Klangart en Osnabrück etc.

Volver al inicio
cambiar a la vista móvil