Baja Sajonia Niedersachen klar Logo

Industria agraria y alimentaria

La industria agraria y alimentaria ha tenido desde siempre una gran importancia en Baja Sajonia. Después del sector del automóvil, la industria alimentaria ocupa el segundo puesto de importancia entre todos los sectores económicos. El sector alimentario da trabajo a 80.000 personas, aunque si incluimos las pequeñas empresas artesanales se llega incluso a los 100.000 trabajadores. En este sentido, el ramo más importante es la industria cárnica, desde el sacrificio hasta la transformación de la carne, seguida de la industria de transformación láctea.

La potente industria alimentaria únicamente logró alcanzar su posición actual porque puede apoyarse en una agricultura de alto rendimiento. De Baja Sajonia procede una de cada dos patatas producidas en Alemania, la mitad de toda la carne de ave, más de un tercio de los huevos, un tercio de la carne de cerdo y en torno al 25% del azúcar. La industria alimentaria y la agricultura son socios con los mismos derechos y juntos satisfacen el deseo del consumidor de alimentos saludables y asequibles.

La alta flexibilidad de la industria alimentaria de Baja Sajonia también está garantizada por un panorama industrial caracterizado notablemente por la mediana empresa. Las empresas de Baja Sajonia logran consolidarse con éxito en el mercado de la producción alimentaria desde hace décadas.

No es una novedad que el consumidor siempre mire por la calidad de los productos. Y tampoco es que cuestiones como el control de la calidad y la seguridad del producto hayan cobrado mayor importancia tras la crisis de las “vacas locas” (EEB). El comercio establece unos requisitos más exigentes a los fabricantes de alimentos en materia de estandarización, calidad y seguridad del producto. Con motivo de la globalización se están desarrollando y aplicando con éxito también en Baja Sajonia nuevos sistemas de calidad. Ya se están estableciendo empresas bajosajonas en los mercados de los nuevos miembros de la UE; los indicios de la evolución futura apuntan a la expansión.

La industria agraria y alimentaria de Baja Sajonia se ve cada vez menos determinada por la política regional y nacional y más a escala de la UE o incluso, de forma creciente, a escala internacional. Las empresas bajosajonas de gran rendimiento no sólo satisfacen los deseos de los consumidores en cuestión de calidad y seguridad de los alimentos, sino también las exigencias en materia de protección del medio ambiente, de la Naturaleza y de los animales. De este modo, la constante evolución positiva de nuestras empresas tendrá continuidad en los próximos años.

Combine harvester
Volver al inicio
cambiar a la vista móvil